martes, 22 de marzo de 2011

Resumen del libro Los Cuatro Acuerdos del autor Miguel Ruiz

El libro Los Cuatro Acuerdos de Miguel Ruiz se divide en 7 partes iniciando con una introducción de la historia de los Toltecas. Un pueblo del sur de México con grandes conocimientos espirituales, quienes por milenios tuvieron que esconder su sabiduría para que con la conquista europea esta no  fuera hacer usadas con malas intensiones.

En la introducción nos relata la historia de un hombre que se prepara para ser un chamán, pero él quiere ser algo mas y una noche durante un sueño descubre   que él es luz y se da cuenta de que él y todos los de su tribu son dioses pero que los sueños que tiene el ser humano no les deja ver la realidad y que él un espejo humeante porque él los veía a todos pero nadie lo veía a el por el humo que había entre ellos.

Después nos habla la domesticación y el sueño del planeta de cómo desde pequeños nos ha domesticados como animales, como nos han inculcado sueños que quizá no hemos escogidos y que tenemos un juez dentro de nosotros que nos castiga. Pero ese castigo es por cuenta propia porque nos han enseñado un montón de creencias que no son ciertas.

Y en nuestra mente hay muchos acuerdos que nos hacen daño y esos acuerdos hacen de nuestra mente una bruma al que los toltecas llamaron mitote. Y que esos acuerdos son los que nos tienen seguros pero llenos de miedo sin dejarnos ser quienes realmente somos.

Y nos formamos con una imagen mental de la perfección para ser aceptados por la sociedad.

El preludio de un nuevo sueño hace referencia a los acuerdos que han hecho nuestra personalidad, como estos acuerdos nos hacen sufrir y que los acuerdos que nacen del miedo requiere gran energía pero los que vienen del amor traen consigo mucha energía a nuestro cuerpo.
El romper los acuerdos que tienes va a llevar mucho esfuerzo pero una vez logrado y adoptar los nuevos acuerdos la recompensa será una vida sin miedo y con mucho amor.

Nos habla del primer acuerdo sé impecable con tu palabras. Nos explica como el simple hecho de pensar lo que decimos cambia la manera de tratar a las demás personas, muchas veces al decirle tonto, estúpido, que feos eres, a la otra persona sin querer  la estamos atando y condenando a una vida infeliz con muchos miedos y perjuicios. A que las palabras tienen mucho poder y que nosotros somos responsables de utilizar ese poder para bien o para mal. Y llama a esas palabras malas hechizos magia negra. Y siendo impecables con las palabras voy a romper muchos acuerdos que no quiero en mi vida.

También nos dice el segundo acuerdo no te tomes nada personalmente. Cuando una persona te quiere hacer mal basta con decirte algo feo y con eso basta para que logre su objetivo. Pero como lo que queremos es romper los acuerdos viejos y hacer nuevos no tenemos que hacer caso a lo que nos digan, en la vida siempre hay personas que no felices y quieren que los demás tampoco lo sean por eso tratan de herir con las palabras pero si estamos seguro de lo que somos ninguna palabra que quiera hacer un acuerdo nuevo basado en el miedo dará su fruto en nuestra vida. Piensa que cuando nos dicen algo feo es porque esa persona no tiene nada bueno en la vida que ofrecer y solo dice lo que  hay en su corazón.

 El tercer acuerdo nos relata que no debemos hacer suposiciones ya que estas traen consigo mucho dolor, al suponer que algo es como lo pensamos y al darnos cuenta que no eso nos va a doler. Quizá a veces vemos las cosas tan fáciles que suponer sería lo lógico pero no eso trae consigo muchos acuerdos de miedo que solo hacen daño a nuestra vida. Por eso lo más recomendable es que si no se sabe algo que lo preguntes por que es mejor una pregunta que una suposición. Ten siempre este acuerdo en tu vida y así podrá vencer muchos que te hacen daño. El hacer suposiciones es creer que o que creemos es cierto cuando muchas veces no lo es. Pensar que alguien es como nosotros queremos en las relaciones, muchas veces hace daño.                                                                                                                                               
                                                                                                                                       
El cuarto y último acuerdo pero no menos importante nos dice haz siempre tu máximo esfuerzo, al hacer nuestro máximo esfuerzo las cosas nos pueden salir mejor porque no es solo hacerlo sino también disfrutar de esa actividad.
 Además este acuerdo es el que ayuda a que los tres primeros se cumplan si hacemos nuestro máximo esfuerzo cumpliendo los tres primeros estaremos cumpliendo los cuatros y aun mejor borrando de nuestra vida esos acuerdos que nos hacen daño. Si hacemos nuestro máximo esfuerzo viviremos todo al máximo, seremos productivos y buenos con nosotros mismos.

Nos habla también del camino tolteca hacia la libertad. Muchas  veces creemos que somos libres pero ¿realmente lo somos? No  somos libres pero eso las personas no lo saben, viven encerrados en su propio mundo que no se dan cuenta que no hacen lo son libres. Una persona libre hace lo que su mente le pide, no le da miedo de ser el mismo. Pero el ser humano vive preso en una sociedad donde todo se le juzga, donde no puede vivir como lo hacía cuando era niño, sino siguiendo un modelo de vida que quizá no queremos pero igual lo vivimos por los acuerdos que tiene nuestra mente. Y la única forma de ser libres es utilizando nuestra propia mente nuestro propia vida.
                                  
 Tenemos que seguir el legado que nos dejaron los toltecas ellos vivían libres por que se dieron cuenta que en nuestra mente vive un parasito que esta a formado por un juez, una víctima y un sistema de creencias. Y  está consumiendo a nuestro propio yo .Y si no queremos seguir preso de este parasito tenemos que declararle la guerra y ser guerreros, quizá no ganemos ni perdamos esa guerra pero sabremos que siempre pusimos nuestro máximo esfuerzo. Y dejémonos abrazar por el ángel de la muerte para que él se lleve al parasito Es una lucha que nunca para.

Más adelante nos habla del arte de la transformación: el sueño de la segunda atención. Se pude decir que el sueño de la domesticación es el sueño de la primera tención por que fue la manera en que les prestábamos atención a nuestros padres y de esa forma nos dieron ese sueño.

Al adoptar los nuevos acuerdos ya mencionados, concentramos la atención en estos  y este seria nuestro sueño de la segunda atención pero ahora ya será por cuenta propia ese sueño por consiguiente escogeríamos que creer y que no.
Y seremos en todo momento nosotros mismos sin importar el qué dirán.  

El nuevo sueño en el cielo de la tierra, ese sueño se vive amándose a ti mismo sintiéndose feliz y libre.

Al final del libro se hacen unas oraciones para la libertad dirigida al creador del universo, donde se abre el corazón para amar de nuevo y amar a los demás.

También se hace una oración para el amor, donde también nos relata la historia de un hombre que emana amor a todo el que lo rodea.                                                                                       

2 comentarios: